Cómo combinar bufandas

Cómo combinar bufandas

Es el momento de las bufandas, no solo por ser un complemento en auge y que nunca pasa de moda, sino porque estamos sufriendo unas semanas con un frío que pela. Sirven igualmente para mujeres y hombres en todo tipo de ocasiones, no solo cuando los termómetros se desploman.

Lo primero que debemos conocer son los diferentes tipos de bufanda que hay:

  • Bufandas de punto: Las más abrigadas, especialmente cuanto más grueso sean el punto y el trenzado. Las de punto más fino suelen ser más elegantes y menos abrigadas.
  • Bufandas de vestir: Indicadas para los periodos de entretiempo, primavera y otoño. Aportan un punto extra de calidez y elegancia, pero no son muy efectivas contra el frío intenso.
  • Bufandas de seda: Tienen la virtud de abrigar contra el frío y poder utilizarse también en verano. El problema es la atención que requieren para conservarlas en buen estado.
  • Fulares, chales, pañuelos, echarpes, pashminas…: No son exactamente bufandas, pero aportan un punto extra de calor (unas más que otras).

Con tanta variedad de tejidos, texturas, longitudes y aporte de calor, siempre vas a contar con una para cada ocasión. Vamos a ver cómo añadir el toque de gracia a tus looks y de paso resguardarte del frío y el aire.

Frente al espejo

No siempre lo hacemos, ¿qué tal un vistazo ante el espejo para observar la ropa que llevamos y decidir la mejor combinación? Puedes realizar varias pruebas con bufandas o pañuelos de diferentes tamaños y estampados.

¿Para qué vas a usar tu bufanda?

Pregúntate cual es la función de la bufanda: ¿solo abrigarte, o además tapar un escote o una espalda abierta? Si la vas a utilizar porque viene una ola de frío, necesitarás cuanto más grosor mejor. Si no, te puedes permitir un tejido más fino y más concesiones a la estética. Pero piensa siempre adónde vas. Si utilizas una bufanda muy gruesa con ropa poco abrigada, es posible que pases frío cuando llegues a tu destino y te la quites, por lo que tanto tu ropa como tu bufanda tienen que ir en línea para no sufrir cambios bruscos de temperatura.

Qué nudo vas a utilizar

Enrollado al cuello con varias vueltas que creen mucho volumen, con una sola vuelta con las puntas colgando por delante, atado por detrás con las puntas tapadas… Otra opción es taparse la cabeza completamente a modo de capucha, una solución muy efectiva contra el viento fuerte y el frío. Cuando cojas práctica, sabrás en un instante cual es la mejor combinación para cada ocasión. Y si te falta inspiración, presta atención a este vídeo con 25 maneras de ponerte una bufanda:

Por último, para el mantenimiento y la limpieza de tus bufandas, lo mejor es que confíes en buenos profesionales como los que vas a encontrar en tu 5àsec más cercano.

Compartir
Equipo de 5àsec
Somos el equipo de 5àsec España, expertos con más de 45 años de experiencia en tintorerías y lavanderías. Nuestro compromiso contigo es ofrecerte la mejor relación calidad-precio del mercado, las técnicas más innovadoras y respetuosas con el medioambiente para el cuidado de tu ropa, y desde este blog, nuestros consejos para que tus prendas estén siempre perfectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here