Cómo escoger tu edredón

Cómo escoger y elegir tu edredón

En los cambios de estación y con condiciones metereológicas imprevisibles debemos evitar la desagradable experiencia de tener frío a las 4 de la mañana. Por eso os vamos a contar todo lo necesario para elegir un buen edredón nórdico y qué cuidados debe tener.

¿Qué es un edredón nórdico?

Utilizado en los países del norte de Europa desde hace siglos para aislarse del frío en sus noches más heladas, el edredón nórdico consiste en una funda de tela rellena de pluma o  plumón, normalmente de pato u oca. Hoy se podría diferenciar entre relleno nórdico, el que tiene compuestos sintéticos o de fibra en su interior, y edredón nórdico, el que es más fiel a la tradición y utiliza plumas de ave. A su vez, es recomendable tener una funda en el que introduciremos el nórdico para que haga la función de las sábanas y dure más tiempo limpio.

¿Cómo escoger entre plumón o fibra?

Esta es la primera duda y depende de tu presupuesto. La fibra es menos eficiente que el plumón, pesa más, te protege menos de la humedad y es menos placentera, pero es más resistente al tiempo, más fácil de lavar y bastante más barata. Es una buena opción para camas infantiles o con poco uso. El plumón es ligero y mantiene muy bien la temperatura, pero hay que tener cuidado al comprar, ya que nos engañan fácilmente. Suelen indicar el porcentaje de pluma que tiene. ¡Wow, mira ese edredón con un 80% de pluma por 50€! Una ganga. Un error, mejor dicho. Aunque no lo creas, el plumón es infinitamente mejor que la pluma, mantiene mejor el calor y es mucho más ligero. También es más caro, no todo puede ser bueno.

¿Cómo saber cuál es el mejor?

Podríamos decir que por el precio, pero no siempre es así. Nuestra opción ideal sería la siguiente. Para una cama de 90, con el mayor porcentaje de plumón, con poco gramaje por metro cuadrado, con una tela agradable, resistente en el exterior para impedir la salida del relleno y a poder ser termoreguladora. De esta manera podremos extender su uso durante el año. Normalmente, estará por encima de los 120 euros. Si es menos… suerte.

¿Qué cuidados requiere el edredón?

Vamos a enumerar los cuidados por periodicidad. Diariamente: Sacude y airea el edredón para eliminar la humedad que pueda quedar de la noche y para recolocar el relleno. Semanalmente: Gira el nórdico poniendo la parte de arriba abajo, y la derecha a la izquierda; ayudará a que las plumas no se apelmacen. Puedes aprovechar a cambiar la funda (que es imprescindible para que no se estropee). Cada 6 meses, con el cambio de temporada: lleva el edredón a la tintorería.

Algunos consejos útiles

Aléjalo de la luz directa del sol y de fuentes de calor intensas como radiadores. Los de plumón son delicados, que tus descendientes no lo utilicen como cama elástica. No tires la bolsa en el que lo compraste, puede venir bien para guardarlo. Si utilizas la promoción de 5àsec de temporada de edredón, entre abril y junio-julio, conseguirás una estupenda funda gratuitamente.

Y tú, ¿qué trucos utilizas para seleccionar y cuidar tus edredones?

Compartir
Equipo de 5àsec
Somos el equipo de 5àsec España, expertos con más de 45 años de experiencia en tintorerías y lavanderías. Nuestro compromiso contigo es ofrecerte la mejor relación calidad-precio del mercado, las técnicas más innovadoras y respetuosas con el medioambiente para el cuidado de tu ropa, y desde este blog, nuestros consejos para que tus prendas estén siempre perfectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here