7 consejos para eliminar el mal olor de las chancletas

Eliminar mal olor de chancletas y sandalias

La semana pasada vimos como limpiar el calzado veraniego, como chancletas, sandalias y otros. Hoy nos vamos a centrar, no en esa limpieza general, sino en el principal problema que surge con el uso de este calzado, el mal olor. Escoge uno de los consejos y elimina el mal olor de las chancletas con un esfuerzo mínimo.

¿De dónde viene el mal olor de las chancletas?

Generalmente, la razón por la que el calzado adquiere mal olor es porque el propio pie tiene un aroma desagradable que transmite al interior del calzado, y que se intensifica con el calor y el sudor. Con un uso continuado, el problema se acrecienta.

Método 1: Con bicarbonato sódico

Espolvorea bicarbonato sódico en las plantas de las chancletas y en el interior de las tiras, y mantenlo durante 30 minutos. Después retíralo con un cepillo suave hasta que no queden restos. El bicarbonato habrá absorbido el mal olor.

Método 2: Con polvos de talco

Si no tienes bicarbonato, puedes emplear el mismo método pero con polvo de talco, con la diferencia de que no te hace falta retirar los polvos de talco al final porque son buenos para la piel.

Método 3: Con alcohol

Empapa una gasa en alcohol y aplícalo en la planta y el interior de las tiras de las chancletas y sandalias para eliminar la humedad y las bacterias.

Método 4: Con suavizante

Impregna de suavizante las chancletas y mételas en una bolsa durante 12 horas. Luego aclara y deja que se sequen completamente. Si no se secan del todo puede volver a aparecer el mal olor.

Método 5: En el congelador

Mete las sandalias o chancletas en una bolsa e introdúcelas en el congelador. Mantenlas toda la noche y a la mañana siguiente deja que vuelvan a la temperatura normal. Te puedes ayudar de un secador para ello.

Método 6: Con plantillas

Compra plantillas antiolor en mercerías o grandes superficies y colócalas en la sandalia, si esta es adecuada para plantilla, acaban eficazmente con el problema y tienen propiedades fungicidas y antibacterianas.

Método 7: Con higiene

Es la medida más efectiva, porque previene el problema. Unos pies lavados con agua y jabón todos los días siempre serán la manera más sencilla de evitar el problema del mal olor. Puedes utilizar también desodorante y alternar el uso de 2 pares de sandalias cada semana.

Como ves, es muy fácil evitar el mal olor en chancletas y sandalias este verano. Y recuerda que, estés donde estés, seguro que hay un 5àsec muy cerca de ti.

Compartir
Equipo de 5àsec
Somos el equipo de 5àsec España, expertos con más de 45 años de experiencia en tintorerías y lavanderías. Nuestro compromiso contigo es ofrecerte la mejor relación calidad-precio del mercado, las técnicas más innovadoras y respetuosas con el medioambiente para el cuidado de tu ropa, y desde este blog, nuestros consejos para que tus prendas estén siempre perfectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here