Cómo lavar la ropa para evitar planchar

Lavar ropa sin planchar

¿Existe algo más aburrido que planchar? Lo dudamos. Y no solo basta con invertir tiempo, además hay que saber hacerlo bien. Por eso, con seguridad habrás buscado más de una vez trucos para lavar la ropa de manera que puedas tender y guardar, evitando el trago del planchado. La buena noticia es que es muy sencillo. La mala noticia es que… ¡no hay mala noticia! Así que lee nuestro artículo y aprende a lavar la ropa para evitar planchar.

Lava con centrifugado suave, para evitar arrugas desde el primer momento.

Saca la ropa inmediatamente después del lavado. Cuanto más esperes, más se marcarán las arrugas.

Sacude y estira la ropa y colócala respetando su forma natural antes de tender. Así continúas asentando un tejido sin arrugas y de paso clasificas las prendas para tender de manera más eficaz.

Escoge pinzas de plástico. Las de madera se deterioran con el sol y la humedad y te pueden acabar manchando y estropeando las prendas.

Tender sin planchar

En cualquier caso, asegúrate de que están limpias.

¿Sabías por qué tienen dos agujeros? El más pequeño es para atrapar la cuerda y el más grande para sujetar la prenda.

Tiende la ropa siempre del revés y en sombra para conservar mejor los colores.

Tiende con separación entre las prendas, para que no se traspase color de unas a otras. Y no se te ocurra tender dos con la misma pinza.

No tiendas con exceso de humedad. En ese caso busca una posición horizontal para la prenda, por ejemplo, sobre el tendedero.

Recoge y guarda la ropa justo cuanto se seque, ni antes ni después. Si lo haces antes, cogerá olor a humedad. Si esperas demasiado, se deteriorarán el tejido y los colores.

Si no has podido evitar las arrugas, lo sentimos pero lo mejor es que planches cuanto antes. Si las dejas mucho tiempo, lo más probable es que la arruga se marque. Aquí puedes encontrar unos cuantos trucos para planchar.

Tiende las camisas directamente en una percha. Por cierto, ¿te hemos contado que somos expertos camiseros?

Tiende camisetas y polos con pinzas colocadas desde el pliegue de las axilas, para evitar dejar marcas en el tejido.

Tiende faldas y pantalones cojiendo la cintura con pinzas colocadas en los extremos de las costuras, pero sin doblar la cintura para no dejar marcas.

Tiende los calcetines emparejados y por la punta, o sufrirás el ataque del duende de los calcetines y creerás que te los están robando.

Tiende toallas, manteles y sábanas doblando por la mitad, pero sin más dobleces, ya que la humedad tarda más en desaparecer y puede provocar malos olores.

Sin embargo, el mejor truco para saltarte la plancha es traer tus prendas a 5àsec. Te las dejaremos impecables y te saldrá más barato que en casa.

Compartir
Equipo de 5àsec
Somos el equipo de 5àsec España, expertos con más de 45 años de experiencia en tintorerías y lavanderías. Nuestro compromiso contigo es ofrecerte la mejor relación calidad-precio del mercado, las técnicas más innovadoras y respetuosas con el medioambiente para el cuidado de tu ropa, y desde este blog, nuestros consejos para que tus prendas estén siempre perfectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here