El ritual de las camisas perfectas

Trucos para llevar la camisa perfecta

 

Este artículo se publicó originalmente el 21 de octubre de 2015 y ha sido actualizado el 18 de enero de 2017 con la infografía siguiente:

 

Un buen repertorio de camisas es garantía de buena imagen en todas las ocasiones. Lo mismo da combinarla con vaqueros que con traje, la camisa es un must en el armario de cualquier hombre nacido en los últimos 150 años. Con nuestros consejos como expertos camiseros puedes conservarlas como el primer día mucho más tiempo.

1 · El cuidado de tu camisa comienza en la compra, escogiendo una prenda de calidad. Habrás notado que algunas de tus camisas se deterioran a un ritmo acelerado mientras otras aguantan los años con frescura. Se debe a la materia prima, el hilo y el trenzado. Las de mejor calidad están confeccionadas con fibras naturales como algodón, lana, seda o lino. Si vas a por matrícula, busca algodón de dos cabos o two ply cotton, como lo llaman los ingleses.

2 · ¿Ya la has elegido? Fíjate en la etiqueta, te dará información importante sobre la temperatura a la que puedes lavar o las condiciones de planchado. En la web de nuestras tintorerías tienes una chuleta con los códigos de las etiquetas de ropa.

3 · Intenta limpiar cuanto antes las manchas y repasa la prenda antes de lavarla, especialmente en cuello, puños y zonas bajo el pecho y los brazos. Utiliza un quitamanchas específico o jabón de Marsella sin pasarte en la presión, ya que puedes dejar marcas o deteriorar el tejido.

4 · Lo mejor es lavar a mano con una pequeña cantidad de detergente líquido, pero si utilizas la lavadora, es recomendable no pasar de 40 grados, utilizar un ciclo suave y no utilizar lejía ni blanqueadores. Puedes lavarla con agua fría antes del primer uso para quitarle el apresto inicial.

5 · Si la camisa es oscura o con estampados, lávala del revés para que el color y los dibujos no sufran. Deshaz las mangas si te has arremangado y quita los accesorios como ballenas (los accesorios de plástico u otro material que se introducen en el cuello para darle rigidez).

6 · Sacúdela bien al sacarla de la lavadora y sécala directamente en una percha sin que le de directamente el sol, luego te costará mucho menos plancharla. Si utilizas secadora, te arriesgas a que la prenda encoja.

7 · Plancha la camisa con vapor o ligeramente húmeda para proteger el tejido. Puedes evitar los brillos introduciendo un paño húmedo entre la camisa y la plancha.

8 · Utiliza las perchas para guardar las camisas de vestir y átales el primer botón para mantener la forma del cuello. Si las vas a guardar durante una temporada no está de más airearlas de vez en cuando. Las de sport admiten el doblado e incluso cierta cantidad de arrugas.

Como ves, el cuidado de tu camisa tiene algo de ritual, por lo que debes confiar en manos expertas para su cuidado. En las tintorerías de 5àsec te damos el mejor servicio y puedes beneficiarte de nuestros bonos para camisas.

¡Te esperamos!

Compartir
Equipo de 5àsec
Somos el equipo de 5àsec España, expertos con más de 45 años de experiencia en tintorerías y lavanderías. Nuestro compromiso contigo es ofrecerte la mejor relación calidad-precio del mercado, las técnicas más innovadoras y respetuosas con el medioambiente para el cuidado de tu ropa, y desde este blog, nuestros consejos para que tus prendas estén siempre perfectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here